Mindfulness, Vivir Conscientemente

El arte de vivir conscientemente

La atención plena es un tipo de energía que generamos cuando traemos nuestra mente de regreso a nuestro cuerpo y nos ponemos en contacto con lo que está sucediendo en el momento presente, dentro de nosotros y a nuestro alrededor. Tomamos conciencia de nuestra respiración y volvemos a casa con nuestro cuerpo, plenamente presentes para nosotros mismos y para lo que estemos haciendo.

La energía de la atención plena nos ayuda a tocar la vida profundamente a lo largo del día, ya sea que nos cepillemos los dientes, lavemos los platos, caminemos al trabajo, comamos o conduzcamos el automóvil. Podemos estar atentos mientras estamos de pie, caminando o acostados; mientras hablamos, escuchamos, trabajamos, jugamos y cocinamos.

La atención plena no es un trabajo duro. Es muy agradable y relajante, y no necesitamos tiempo extra para hacerlo. Es un arte encontrar formas creativas de generar la energía de la atención plena, la paz y la felicidad en la vida cotidiana.

Y cuando practicamos la atención plena junto con otros en la comunidad, como lo hacemos en Casa Flor de Loto, generamos una poderosa energía colectiva que puede ayudar a traer curación y transformación a nosotros mismos y al mundo.

Psicología en Casa Flor de Loto Mindfulness

Respiración consciente

La atención plena es siempre la atención plena a algo. En Casa Flor de Loto, la práctica de la atención plena comienza con la atención plena de nuestra respiración y nuestros pasos. Es muy simple, pero muy profundo.

A medida que inhalamos, simplemente nos damos cuenta de que estamos inhalando y, al exhalar, nos damos cuenta de que estamos exhalando. Puede ser muy relajante y agradable seguir el flujo de nuestra respiración de forma natural dentro y fuera de nuestro cuerpo. Podemos elegir seguir nuestra respiración en nuestro vientre o en nuestras fosas nasales. A medida que el aire entra en nuestro cuerpo, podemos sentirlo refrescando cada célula. Y a medida que el aire sale de nuestro cuerpo, podemos relajar suavemente cualquier tensión que encontremos.

Seguir nuestra inhalación y exhalación nos devuelve al momento presente. Llegamos a nuestro cuerpo en el aquí y el ahora.

Nuestra respiración es un suelo sólido y estable en el que siempre nos refugiamos. Siempre que nos dejamos llevar por el arrepentimiento por algo que ha sucedido, o nos dejamos llevar por nuestros miedos o ansiedad en el futuro, podemos volver a nuestra respiración, y reestablecernos en el momento presente.

No necesitamos controlar la respiración de ninguna manera. Simplemente lo encontramos, tal como es. Puede ser largo o corto, profundo o poco profundo. Con la suave energía de la atención plena, naturalmente, se volverá más lenta y profunda.

Meditación caminando

Es posible caminar en libertad y solidez, y llegar al momento presente en cada paso. Dondequiera que caminemos, podemos practicar la meditación.

Caminar en meditación significa caminar de tal manera que sepamos que estamos caminando. Caminamos tranquilamente, disfrutando de cada paso. Nos damos cuenta del contacto de nuestros pies con el suelo y del fluir de nuestra respiración. Nos liberamos de nuestro pensamiento: de nuestros lamentos por el pasado, de nuestros miedos y ansiedades sobre el futuro o de nuestras preocupaciones en el presente. Estamos 100% presentes en cada paso.

Nos damos cuenta del contacto entre nuestros pies y el suelo. Y comenzamos a armonizar nuestros pasos con nuestra respiración . Podemos dar dos o tres pasos al inhalar, y luego tres o cuatro pasos al exhalar. Dependerá de tus pulmones y del ritmo natural de tus pasos.

A medida que continuamos caminando, sincronizando nuestra respiración y nuestros pasos, nos damos cuenta de que todo nuestro cuerpo camina . Podemos relajar cualquier tensión en nuestros hombros o brazos y sentir el milagro que es caminar sobre la Tierra. Podemos abrir nuestros oídos a los sonidos que nos rodean y levantar los ojos para disfrutar de los árboles, el horizonte o las personas que nos rodean. Conscientes de nuestros cinco sentidos, sabemos que hemos llegado al momento presente. Cada paso puede ser nutritivo y cada paso puede ser curativo.

“He llegado, estoy en casa” significa: no quiero correr más. He estado corriendo toda mi vida y no he llegado a ninguna parte. Ahora quiero parar. Mi destino es el aquí y ahora, el único momento y lugar donde la verdadera vida es posible.

Thich Nhat Hanh

Mindfulness en Casa Flor de Loto

Meditación sentada

Es un arte sentarse de tal manera que podamos sentirnos relajados, en paz y a gusto. En Casa Flor de Loto, nos sentamos solo para disfrutar sentados. No hay ningún lugar adonde ir ni nada que hacer. Podemos simplemente disfrutar sentados allí, siguiendo nuestra respiración, disfrutando de estar vivos. Nuestra vida diaria es muy ajetreada y necesitamos tiempo para detenernos, sentarnos y recuperar la calidad de nuestra presencia.

La meditación sentada no es un trabajo duro. No necesitamos luchar o esforzarnos mientras nos sentamos. Nos permitimos estar completamente a gusto.

Es importante encontrar una posición cómoda, para que nuestro cuerpo pueda relajarse por completo. Puede estar sentado en un cojín o en una silla; con las piernas cruzadas en el loto o medio loto, o de rodillas. Podemos ajustar nuestra postura para que la espalda esté erguida pero relajada, nuestras dos rodillas tocando el suelo y nuestras manos colocadas suavemente en nuestro regazo. Permitimos que los músculos de nuestra cara se relajen, liberamos cualquier tensión alrededor de la mandíbula y la boca y relajamos suavemente nuestros hombros. Si nuestras piernas o pies se quedan dormidos o comienzan a dolernos mientras estamos sentados, ajustamos suavemente nuestra posición mientras seguimos nuestra respiración.

Una vez que hemos establecido una posición cómoda, comenzamos suavemente a seguir nuestra respiración y a extender nuestra conciencia a todo nuestro cuerpo. Podemos encontrar tensión o inquietud en nuestro cuerpo. Con una inspiración podemos sonreír a la tensión, y con una espiración podemos liberar la tensión y calmar el cuerpo.

Establecidos firmemente en nuestro cuerpo, podemos comenzar a tomar conciencia de cómo nos sentimos. Podemos sentirnos tranquilos y ligeros, o podemos sentirnos tristes, ansiosos, enojados o incluso solos. Podemos reconocer suavemente el sentimiento y abrazarlo con nuestra respiración consciente.

A medida que respiramos conscientemente con el sentimiento, se calmará gradualmente y podremos comenzar a mirar profundamente para comprender sus raíces.

La meditación sentada puede ser muy curativa y nutritiva. Es una oportunidad de estar con lo que está presente dentro de nosotros, sin dejarnos llevar. Nuestra respiración consciente es nuestro ancla, y cada vez que surgen pensamientos, simplemente los reconocemos, les sonreímos y les dejamos pasar, como nubes que se mueven a través de un cielo ventoso.

En Casa Flor de Loto practicamos juntos la meditación sentados todos los días, en la sala de meditación o de manera informal al aire libre en la naturaleza. La energía colectiva es muy poderosa.

Yoga en Casa Flor de Loto

Meditación Comiendo

Con la energía de la atención plena, incluso comer puede volverse sagrado. Tenemos la oportunidad de entrar en contacto profundo con el milagro de la comida y las personas que nos rodean, ya sean familiares, amigos, colegas o compañeros de práctica en el camino.

La atención plena nos permite mirar profundamente para ver las maravillas de la tierra y el cielo en lo que comemos y bebemos. Podemos ver el arduo trabajo y todas las causas y condiciones que nos lo han traído en este momento, y la gratitud y el asombro surgen naturalmente.

Mirando profundamente, podemos ver que una simple taza de té, una mandarina o un bocado de pan son nada menos que un "embajador del cosmos". Al comer con la energía de la atención plena, podemos experimentar nuestra interacción con el planeta que nos nutre y sostiene, y curar nuestros sentimientos de soledad y desconexión.

Podemos ser plenamente conscientes del milagro de nuestro cuerpo: las papilas gustativas en nuestra boca y nuestro cuerpo transformando los alimentos en energía y vitalidad. También tenemos la oportunidad de encontrar nuestras energías habituales en torno a la comida, que pueden habernos transmitido durante muchas generaciones.

En Casa Flor de Loto, tenemos una contemplación que recitamos antes de comenzar a comer:

  • Este alimento es un regalo de la tierra, el cielo, numerosos seres vivos y mucho trabajo arduo y amoroso.
  • Que comamos con atención y gratitud para ser dignos de recibir este alimento.
  • Que reconozcamos y transformemos las formaciones mentales malsanas, especialmente nuestra codicia, y aprendamos a comer con moderación.
  • Que podamos mantener viva nuestra compasión comiendo de tal manera que reduzca el sufrimiento de los seres vivos, deje de contribuir al cambio climático y sane y preserve nuestro precioso planeta.
  • Aceptamos este alimento para poder nutrir nuestra hermandad y, construir nuestra comunidad y realizar nuestro ideal de servir a todos los seres vivos.

Tendemos a comer un poco más despacio, para permitirnos saborear realmente cada bocado. Nos entrenamos para masticar cada bocado al menos treinta veces, para permitirnos realmente desacelerar y encontrar la comida, sin apresurarnos a tragar. Cuando podemos hacer esto, tenemos la oportunidad de tocar la paz y la libertad en el momento presente. A muchos de nosotros nos gusta dejar los cubiertos entre bocados, para permitir que nuestras manos se relajen y no correr hacia el siguiente bocado mientras todavía tenemos comida en la boca.

Para expresar nuestro agradecimiento y amor por la Madre Tierra y por todas las especies, desde octubre de 1991 todos en esta Casa seguimos una dieta vegana y vegetariana.

Descansando

Muchos de nosotros estamos sobrecargados. Incluso las vidas de nuestros hijos están sobreprogramadas. Cuando podemos permitirnos descansar y relajarnos, la curación se vuelve posible. No hay curación sin relajación. En Casa Flor de Loto, aprendemos el arte de ser perezosos, al menos un día a la semana.

Es posible practicar caminar y sentarse con atención de manera que podamos descansar y restaurarnos. También podemos tomarnos un tiempo para detenernos por completo, acostarnos y practicar una relajación guiada profunda o un "escaneo corporal". En el centro Casa Flor de Loto ofrecemos relajaciones tumbadas guiadas de 30 minutos o más en nuestra sala de meditación. Somos guiados para seguir nuestra respiración y relajar nuestros músculos, permitiendo que nuestro cuerpo descanse verdaderamente.

Pensamos que cuando no hacemos nada estamos perdiendo el tiempo, eso no es cierto. Nuestro tiempo es ante todo para nosotros. ¿Ser, ser qué? estar vivo, ser paz, ser gozo, ser amoroso. Y eso es lo que más necesita el mundo. Así que nos entrenamos para ser. Y si conoces el arte de ser pacífico, de ser sólido, entonces tienes el fundamento para cada acción ... porque el fundamento para la acción debe ser. Y la calidad del ser determina la calidad del hacer. La acción debe basarse en la no acción.

Thich Nhat Hanh

En la tradición budista hablamos de "atención plena del cuerpo en el cuerpo" (kāyānupassanā). Significa que nos damos cuenta del cuerpo desde dentro del cuerpo, a través de nuestra experiencia sentida del cuerpo.

En una relajación profunda, podemos tomarnos un tiempo para visitar cada parte de nuestro cuerpo por turno (la frente, la mandíbula, los hombros, los brazos, las manos, el abdomen, etc.) permitiendo que esa parte de nuestro cuerpo libere suavemente cualquier tensión que se encuentre. allí. Podemos tomar temas particulares para contemplar el cuerpo, como la compasión, la gratitud, el asombro o la impermanencia.

La relajación trae paz, felicidad y creatividad. Es posible incorporarlo a nuestra vida diaria, tomándonos un momento para dejar por completo nuestras cargas después de un largo día de trabajo, o escaneando nuestro cuerpo durante unos minutos antes de irnos a dormir. En situaciones desafiantes, 5 o 10 minutos de total atención a nuestra respiración y cuerpo, en la posición sentada o acostada, puede ser muy útil y brindarnos el espacio y la claridad que necesitamos para continuar.

Agenda Una Cita Psicológica En Casa Flor De Loto


Miguel Rico, Psicológo

Carrera 36 # 33b - 52 Barrio El Barzal Villvicencio - Meta - Colombia Movil: 3192960318 - 3015850039 - PBX: (8) 6651941

dime@coachmiguelrico.com
ww.respirauniverso.com

Servicios y proyectos para ayudar al despertar del potencial humano en personas y empresas.

Copyright (c) 2020 Grupo Empresarial Equilibrio - GEO +573015850039 - +573192960318 escribenos@respirauniverso.com